Biografía de Friedrich Wilhelm Murnau

M. creció en circunstancias de clase media acomodada; en 1892 la familia se trasladó a Kassel, en 1902 a Wilhelmshöhe cerca de Kassel. Animado por su madre en sus intereses artísticos y literarios, M. asistió a una escuela secundaria superior, que completó en 1907 con el Abitur. Probablemente completó sus estudios en Berlín (filología) y Heidelberg (historia del arte y literatura) sin hacer sus exámenes.

Una escuela de actuación de Berlín

Max Reinhardt lo descubrió como actor en un escenario estudiantil de Heidelberg y lo animó a entrenar en una escuela de actuación de Berlín. Probablemente desde 1909, M. usó el seudónimo «Murnau», quizás inspirado por un viaje que también llevó a Murnau en la Alta Baviera, o después de una actuación como invitado de la compañía Reinhardt en este lugar.

A través de su amigo, el poeta Hans Ehrenbaum-Degele, M. accedió a la escena artística de Berlín. En 1913 M. apareció en papeles secundarios en el Teatro Alemán, en producciones de Emil Milan, Felix Hollaender y Max Reinhardt. Se fue de gira a Viena y Praga entre otros. 1914 M. se ofreció como voluntario para la guerra; primero fue desplegado en el frente oriental pero desde 1917 fue miembro de la fuerza aérea.

Durante un vuelo de reconocimiento tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en Suiza y fue internado en Andermatt y Lucerna. En junio de 1918 su patriótica obra popular «Marignano» se estrenó en Lucerna. Después de la guerra, M. regresó a Berlín. En 1919 realizó con Ernst Hofmann como productor y actor principal- su primer largometraje «Der Knabe in Blau», esencialmente inspirado en «El cuadro de Dorian Gray» de Wilde y en el cuadro «Blue Boy» de Gainsborough.

Los gestos expresionistas

Después de las películas «Satanas» (1919) y «Sehnsucht» (1919/20), en las que utilizó como actor a Conrad Veidt, que estaba influido por los gestos expresionistas, su agradable cooperación con Carl Mayer (1894-1944) comenzó en 1920 con «Der Bucklige und die Tänzerin», que escribió los guiones de siete de sus películas. En estas y en las siguientes películas, M. tomó como punto de partida temas triviales con elementos cómicos y criminalísticos y los tradujo a su propio lenguaje visual dramatúrgicamente estilizado y puntiagudo.

En «Schloß Vogelöd», la primera película del productor Erich Pommer y su compañía Decla-Bioscop AG, M. (1921) logró crear una atmósfera, especialmente con sombras de luz, que exageró el colportaje a una cámara de almas y al mismo tiempo lo ironizó de forma lúdica. En «Nosferatu, Eine Symphonie des Grauens» (1921/22), los elementos estilísticos de la novela gótica se combinan con la estética del cine expresionista.

El virtuoso juego de luces y sombras, la extensión de la puesta en escena a la puesta en escena de ombres y luces caracterizan esta película, que no presenta el horror como un fin en sí mismo, sino como el resultado de una situación psicológica opresiva. Alrededor de 1920 comenzó la cooperación de M. con Thea v. Harbou, que le dio cuatro guiones, entre ellos «Fantasma» (1922), una adaptación de la historia de Gerhart Hauptmann del mismo nombre.

Uno de los directores de cine más importantes

La primera producción de Ufa de M. fue «Der letzte Mann» (1924), la historia tragicómica de un portero de hotel que es degradado a encargado del baño, basada en un guión de Carl Mayer y protagonizada por Emil Jannings. La arquitectura y la escenografía, la «cámara desatada» liberada de toda estática, y el estilo narrativo dramatúrgicamente hábil, que se conforma con un solo intertítulo explicativo, hacen de la película un ejemplo destacado de la modernidad del cine en el período de Weimar.

M. consolidó su reputación como uno de los directores de cine más importantes con las dos producciones de Ufa «Herr Tartüff/Tartüff» (1925) y sobre todo «Fausto» (1925/26), en las que amplió y redefinió el espacio cinematográfico mediante trabajos de cámara y montaje. La arquitectura y el paisaje, los cuerpos y los objetos ya no son estáticos, sino que están en constante movimiento, unidos para formar una imagen espacial virtual, un depósito de imágenes, fugaces y alejadas de la realidad.

El americano

En 1926 M. firmó un contrato de cuatro años con el americano. El productor William Fox, para el que realizó tres películas en Hollywood, entre ellas «Sunrise – A Song of Two Humans» (1926/27) basada en el cuento «Die Reise nach Tilsit» de Hermann Sudermann. Una vez más M. dio vueltas a los polos narrativos de su obra, país idílico y ciudad pulsante. En 1929, después de la ruptura con su americano.

Studio e inicialmente junto con el director de documentales Robert J. Flaherty, comenzó los preparativos para «Tabu», una película de amor semi-documental sobre los isleños de los Mares del Sur, que finalmente completó en solitario en 1930/31. De camino al estreno de la película en Nueva York, M. tuvo un accidente de coche entre Hollywood y Monterrey; murió de sus heridas en una clínica de Santa Bárbara.

Obras

Otra W La cabeza de Jano, 1920; tarde – noche – mañana, 1920; El pasaje en d. Noche, 1920; Marizza, gen. d. La Virgen del Contrabandista, 1920/21; El Campo Ardiente, 1921/22; La Expulsión, 1923; Las finanzas del Fantasma, 1923; Komödie d. Herzens, 1924 (dirigida por Rochus Gliese, guión M. bajo el P. Peter Murglie junto con Gliese); Cuatro demonios, 1928; City Girl (Our Daily Bread/The Woman from Chicago), 1929/30.